Facebook Twitter Google +1     Admin

LA IMAGEN EN LA SOCIEDAD IX

...Llegamos al Renacimiento, s. XV y XVI, época de un gran movimiento cultural ,especialmente en las artes, y nuestra amiga no iba a ser menos. En esta época se tiene mäs libertad en los peinados, los hombres pueden elegir entre usar o no la barba y bigote y longitud del cabello. Los que llevaban barba la llevaban corta y muy cuidada, la untaban con cera o pomada y por la noche la sujetaban con un artilugio, una especie de armazón de madera para conservar su forma.
Las mujeres siguen empeñadas en enseñar la frente, pero ya pueden lucir peinados, siendo éstos muy altos y elaborados, teniendo que recurrir a rellenos o postizos si no alcanzaban con su pelo natural.
Interesantes son “ las recetas” para colorear el cabello de Michael de Nostredamus en 1550, “ Los elixires de Nostredamus “ ( 1ª parte , capitulo XXIV).

En el s. XVII ,el rey Louis XIII, sin quererlo le dio un nuevo giro a la peluquería al quedarse calvo muy temprano con lo que su único recurso fue la peluca, poniéndola así de moda al imitarla todos en la corte. Luego su hijo, el Rey Sol, Luis XIV de Francia puso de moda las pelucas de pelo largo y grandes rizos , lo que derivó en la creación de las primeras permanentes. A un peluquero se le ocurrió la brillante idea de rizar el pelo de las pelucas humedeciéndolo y enrollándolo en unos palos cilíndricos que luego llevaba a secar en hornos de panadería. Fue la primera “ mise en plis” ( marcado en francés); luego a principios del s XX, un tal Carlos Nessler creó otro método de rizado que llevó al cabello humano y llamó a este procedimiento “ ondulación permanente” ,pero esto lo lo veremos más adelante.... (continúa)

BLAS JIMÉNEZ.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris